Mozart da para todo


Algunos de los que me conocen, saben bien que uno de mis compositores favoritos es (y siempre será) el maestro Wolfgang Amadeus Mozart.
Luego del post «Cadena de canciones», la intriga de la versión del «Lacrimosa» que hizo Juan Luis Guerra ha picado a unos cuantos…
El «Lacrimosa» es un fragmento del Réquiem de Mozart, una de sus obras más célebres.
Fue escrita en 1793 y tiene un aura de misterio, pues se dice que un personaje oscuro no identificado le encargó a Mozart esta misa de muerte, y que él la escribió pensando en la suya propia.
Hay cuentos de cuentos.
Lo cierto es que Mozart murió antes de poder terminarla y su discípulo Süssmayr se encargó de darle la forma final.
Mi profe de Historia de la Música decía que el Lacrimosa era una de las partes más conmovedoras del Réquiem y que muchos se echaban a llorar al escucharla.
He aqui un fragmento del Lacrimosa de Mozart:

Powered by Castpost

Por cierto, siempre he imaginado que hoy en dia, (con lo loco que era) Mozart sería un DJ electrónico como Moby: «DJ Amadeus» (Amadeus… Amadeus…)

Pues bien, más de doscientos años después, el merenguero Juan Luis Guerra, egresado brillante de una de las escuelas de música más prestigiosas de Estados Unidos: Berkeley College of Music de Boston, decidió tomar un fragmento del «Lacrimosa» y construir, sobre este, los compases principales de una canción de amor en ritmo de bachata.

El resultado es una obra de arte que a mí me pone los pelos de punta:

Powered by Castpost

(«El libro gordo te enseña…»)

Carne de primo se come

Durante mucho tiempo pensé que yo era la única…
Pero con el correr de los años y el divertido intercambio de confesiones íntimas con amigos y amigas, me di cuenta de la realidad:
Todo el mundo tiene una historia con un primo.
Consumada o no, pero la tiene.
Algunos me han contado de noches familiares que terminaron en invasión de camas a medianoche, otros de besos furtivos en el patio de la abuela, de bailes pasaditos de tono en los cumpleaños… en fin.
Muchos no pasan de un acercamiento medianamente sexual (exploratorio, más bien)… pero los más osados han llegado a experiencias increíbles.
Y lo peor: con otros primos como cómplices!!!!!
Desde que empecé a preguntar, no ha habido una sola persona que me haya dicho que no.
Todos mis encuestados confirmaron haber vivido, o al menos deseado, un encuentro carnal con un primo…
Entonces, ¿se come o no se come?
KJHKJHKJHKJHKJHKJHKJHKJH
PD:Este post viene a raíz de una conversación con Venethinker.
¡Lo que hace la mala junta!

Dime que no


Seguramente han escuchado esa canción de Arjona que dice algo así como «Dime que no… me tendrás pensando todo el día en ti, planeando la estrategia para un sí… Dime que no… y lánzame un sí camuflajeado, clávame una duda y me quedaré a tu lado…»
Esta es una de las canciones que más odio de Arjona.
Quizás por la sinceridad del tema, no sé..
Lo cierto es que he estado pensando en aquel extraño fenómeno de la psiquis humana en el que una negativa logra mayor interés en el sexo opuesto que un sí verdadero, claro y directo.
Yo lo había entendido de parte de los hombres a quienes les encanta el deporte de la caza y se sienten inteligentes, fuertes y machos cuando planifican toda una estrategia para conquistar a alguien, pero siempre me había parecido que para las mujeres no funcionaba de la misma manera.
Hasta queeeeeeeee…….. a alguien se le ocurrió decirme «No, lo siento, no estoy interesado».
Yo entendí el porqué y me dije a mí misma que lo iba a dejar de ese tamaño porque ciertamente, eso no iba para ninguna parte.
Pero bien lo han dicho por ahi: «Un capricho dura más que el amor eterno» y en esa ocasión, me puse particularmente caprichosa. Más que eso, fastidiosa.
Incluso yo misma no me aguantaba.
¿Por qué pensaba todos los días en él…? No sé… De hecho, cuando lo veía, tenía que confesar que no era ningún modelo de revista ni la persona más simpática de este mundo.
¡Para nada! entonces… ¿el único atractivo que tenía era simplemente que me había dicho que no?
Me negaba a pensar que fuese yo tan banal al experimentar esa clase de pensamientos que hasta entonces había catalogado radicalmente como «masculinos».
¡Pero qué cosas! con mi autoanálisis freudiano y toda la paja psicológica que he aprendido por ahi… podía reconocer las causas y el proceso que estaba viviendo pero AUN ASÍ no podía sacármelo de la cabeza.
Lo peor era que no podía contenerme… seguía insistiendo.
Puse en práctica mi lista completa de «Tácticas para seducir» y debo reconocer que fue bueno sentirse como el perro de presa por una vez… pero luego de un tiempo de promesas rotas, de citas embarcadas y de no responder mis mensajes… me dije:
«Andreina, tú eres una mujer bella, inteligente, con personalidad… con varios interesados en salir contigo … explícame: ¿qué &%&$ estás esperando para desengancharte de este imbécil ciego que no se da cuenta de lo que tiene al frente?»
A veces, la mejor cachetada que puedes recibir es la que te das tú mismo.
Y ciertamente, hoy me siento mejor pensando que si dijo que NO es porque no pudo ver más allá de sus propias narices… y porque no merecía seguir entrando en mi mundo.
Mis puertas, que estaban totalmente abiertas, de pronto se cerraron.
Todos los regalos que pensaba darle se convirtieron en nada, las flores que pensaba enviarle se quedaron en pura intención, las canciones que quería escuchar con él las guardé para más tarde … o para más nunca.
Las palabras de mi mejor amiga, con toda la poesía urbana que la caracteriza, vinieron una vez más a salvarme:
«Que se joda … él se lo pierde.»

Maldita ley mordaza de mierda!!!!!!

ley-mordaza

Disculpen que el título de este post sea tan “enérgico”, pero ciertamente, nunca había escrito tan condenadamente ARRECHA en toda mi vida…
Me acaban de multar con 600 mil bolos por hablar de sexo en mi programa de radio!!!!!!

Ya nos habían advertido que la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión traería problemas pero de verdad que nunca pensé que yo sería una de las locutoras afectadas tan directamente.

El proyecto de la ley ya me parecía un bodrio con su portada con cara de niños felices y madres sonrientes, supuestamente complacidas por “proteger” a sus retoñitos de las fauces devoradoras de los medios de comunicación.

Supe que era una herramienta para meter chavistas y apoyar medios comunitarios cuando leí el capítulo del anteproyecto que dictaminaba que los productores nacionales independientes no podían ser trabajadores de medios. Ni siquiera relacionados hasta cuarto grado de consanguinidad y tercero de afinidad!!!!!
Coño!!! O sea, que si mi papá es locutor y trabaja en Radio Nacional, ¿yo no puedo ser productor nacional independiente???? Que porquería!!

En fin, al final se modificó un poco eso… pero igual nos jodieron con otras tantas cosas…

La palabra Publicidad: Dios!!! ¿de verdad hace falta decir que lo que se va a anunciar a continuación es publicidad? ¿con qué objeto?.
La ley dice que la idea es proteger al público de la confusión. Es decir, el venezolano promedio (y no promedio) quizás no esté en capacidad de discernir si lo que está viendo es un programa o es un anuncio comercial.
So what?
En términos publicitarios (mi profesión, dicho sea de paso) están echando por la borda dos herramientas importantísimas de la publicidad que se usan a nivel internacional y son sumamente efectivas:
El Product Placement (colocación de un producto como parte de la escenografía de un programa, trama de una novela o parte del contenido normal de un espacio). No sé si recuerdan que antes los protagonistas de RCTV leían el Diario de Caracas en las novelas o hacían arepas con Harina Juana… era eso: una publicidad inserta en el desarrollo del programa como tal.
Infomerciales: la idea de de estos programas comerciales es PRECISAMENTE que parezcan espacios normales, es decir, que la gente se siente a verlos como cualquier espacio de TV… ¿cuál es el problema?
Pues resulta que no, los infomerciales deben estar identificados con la palabra Publicidad (lo cual fue una ladilla para mí porque tuve que cambiar todos mis comerciales e insertarles el lettering “Publicidad”) y no deben pasar de cierto tiempo de duración además…
Por cierto, nos acaban de devolver un comercial de ropa interior porque “muestran gente semi-desnuda”. Pero claro!!! Si es un comercial de pantaletas, por el amor de Dios!!!

El control del tiempo al aire: No sé en otras estaciones, pero en la que me tocó a mí, hay un estricto control del tiempo al aire que no deja desarrollar para nada las ideas, mucho menos las entrevistas.
Me he quedado con una serie de personalidades guindando porque “no hay tiempo” para seguir hablando (no importa si la entrevista está buena). Actrices, actores, músicos de renombre, chefs, deportistas y un sinfín de gente que tiene algo interesante que decir pero lamentablemente la ley no nos permite un tiempo mayor al aire… así que hay que despedirlos con una sonrisa fingida y prometer que la invitación se repetirá … “tú sabes, para que hablemos con más caaaaalmaaaa”.

Hablar de sexo: Bueno, yo tenía el privilegio de contar con una sexólogo en mi espacio que, dentro de todo, era muy comedida. Antes de la ley, hablábamos sin tapujos y ciertamente, era uno de los segmentos más escuchados.
Después de la ley, fuimos suavizando el tono porque debíamos inclinarnos hacia la orientación sexual del niño y el adolescente.
No podíamos decir palabras como: preservativo, pene, vagina o incluso SEXO, de manera que tocábamos temas como la formación del niño en su género, como afrontar preguntas precoces, el seguimiento de modelos sexuales en el hogar, etc.
Finalmente, la sección desapareció hace unas tres semanas PREVIENDO cualquier conflicto, aún cuando la doctora opinaba que a este país lo que le hacía falta era educación sexual y que la radio era una vía poderosa para hacerlo…

Pues hoy llega a la radio una multa de 600 mil bolívares generada por mis comentarios sobre sexo… y con ella, la etiqueta de REBELDE que el director de la radio me ha puesto en la frente.

Hay muchas otros detallitos que quisiera comentar sobre la ley pero esto se está poniendo demasiado largo…
Se suponía que la Ley Resorte no iba a ser una cacería de brujas, al contrario, de acuerdo con la portadita de los niños felices, iba a servir de instrumento para la correcta formación del la infancia venezolana y en consecuencia, para el crecimiento intelectual y moral del país.
Pero… ¿se está logrando eso realmente? Si yo me callo la boca y no digo “condón” … ¿habrá menos embarazos adolescentes en Venezuela?
Que va… a esta abuelita disfrazada se le notan los colmillos y los pelos en la cara … a mí me sigue pareciendo el lobo…