Romántica total


Quiero encontrar un hombre tan romántico como yo.
Durante toda mi vida he hecho un sinnúmero de ridiculeces en nombre del amor: cartas, mensajitos, nombres cursi, regalos, regalitos, llamadas de mil horas, flores, etc.
Y me desilusiona mucho esperar una respuesta efusiva, emocional, intensa y no obtenerla.
Una vez regalé un ramo de rosas inmenso, con chocolates, galletitas y un globo de helio y todo… jamás en la vida me había gastado un dineral en enviar un arreglo floral tan completo. Pero sentí que valía la pena.
Ese día estaba esperando la respectiva llamadita «Recibí tu ramo… que bonito, me encantó…» pero no.
Tuve que llamar a la floristería como a las 3 pm para ver si de verdad lo habian enviado.
Confirmo y llamo al dueño de mis desvelos de ese momento para preguntar qué le pareció… a lo que contesta «Ah sí, gracias, no debiste molestarte».
DE NADA, malagradecido!

Le pregunté a un pana mío y me dice que para los hombres, recibir flores no significa tanto como para las mujeres. Que es bonito y ya.
Que ellos no se van a a morir de la emoción por eso.
También está el temor a ser confundido con un miembro de la comunidad gay…

Yo, en cambio, soy la romántica más intensa que puede haber.
Me encanta que me llamen mi amor, mi vida, mi cielo, mi preciosita, mi bebé, mi corazón de melón, mi cosita linda, mi princesa, etc.
(No soporto que me digan MAMI, por si acaso)
Me gusta regalar de todo lo cursi que hay por ahi. Y me gustan los regalos con un significado especial también: discos que tienen una canción inolvidable, un libro, una película para enamorarse, en fin…
Me gustan las llamadas que son «sólo para ver como estás…»
Me derrite que alguien me escriba y me diga: «Mira que hermosa la luna… te la regalo»
Me mata si alguien me carga en brazos y me lleva a la cama despacito.
Me gustan las manos entrelazadas y las caminatas por el parque.
Me encantan las serenatas.
Me parece preciosa una cena a la luz de las velas.
Me emociona un beso delicado en la mano.
Y sí, quiero que me regalen un ramo de rosas que no quepa por la puerta de mi casa!!!!
O quizás una sola rosa que venga acompañada de un sentimiento hermoso.

Como dije al principio, quiero un hombre romántico.

¿Existe?

20 comentarios en “Romántica total

  1. Querida amiga, creo que muchos deseamos esos detalles románticos, y que no meran nunca, que continuen aunque sea de vez en cuando. Por eso hay que cultivar las relaciones. Hay que dar y recibir.
    Muy sincero tu post.
    Y por mi parte, creo que SÍ existimos tanto las mujeres románticas como los hombres románticos. Si existen, claro que sí. Pero hayq ue dar con ellos.
    Un abrazo.

  2. Yo me los he tropezado como arroz! lo malo es que despues del romanticismo les da la locura de pretender que una sea un articulo de su exclusiva propiedad (precisamente de eso trata mi post)…
    asi que ahora los prefiero más normalitos 🙂

  3. yo puedo dar fe que SI existen ese tipo de hombres…
    sólo que hay que aprovecharlos mientras se pueda, porque después como que les da amnesia de romanticismo -lo digo con conocimiento de causa :‘(-

  4. No se… debe haber alguno por allí….
    Quizá sea el buenote que te invitó a salir… o quizá no…
    Pero sí… creo que por alli queda uno que otro que tambien disfrute esas cosas tanto como tu. Incluso, no solo que la disfruten si no que las necesite para sentirse querido, necesitado…

    Besos,

    Vene

  5. No se… debe haber alguno por allí….
    Quizá sea el buenote que te invitó a salir… o quizá no…
    Pero sí… creo que por alli queda uno que otro que tambien disfrute esas cosas tanto como tu. Incluso, no solo que la disfruten si no que las necesite para sentirse querido, necesitado…

    Besos,

    Vene

  6. Te confieso que una vez en mi vida alguien me regaló un ramo de flores (nunca supe quien). Me confunció mucho y nunca pude descubrir quien fue.
    Me senti incómodo, un poco porque no es normal que a un hombre le regalen flores…
    Lamentablemente no todos los hombres somos románticos siempre y en todo momento. Solemos ser románticos en el cortejo, y después uno se va olvidando de eso.
    Creemos (hablo por mi y por una mayoría, no se si grande o pequeña) que una vez conquistado, no nos hace falta seguir siendo románticos.
    Y es allí cuando nos estrellamos. Al amor hay que seguirlo cultivando, aun con esas cosas que para nosotros son ridículas e insignificantes, pero que para las mujeres tienen un profundo significado.
    Hablando por mi, soy romántico y cursi, mientras me sienta motivado a serlo.
    En algún lugar del mundo estará tu hombre romántico. (De todos modos insisto en que tendré que ir a Guarilandia a visitarte)….

    Un besote!!!!!

  7. Andre deben haber aunque muy pocos, y coincido con el amigo de las «Bellas Venezolanas» tendemos equivocadamente a ser romanticos solo durante la conquista.

    Reconozco que en algún momento fui ese hombre (o muchacho) poco sutil y escasamente romántico, y precisamente tu experiencia me resulto familiar, como podría ser para muchos que la lean.

    Recuerdo en mis tiempos de estudiante, ahorre para regalar a una novia en el día de los enamorados un gran ramo de rosas con chocolates, con tarjeta y todo, que preferí entregar personalmente. Al llegar a su casa me sorprendió no encontrarla (no me esperaba), y para no alargar la historia terminó diciéndome algo parecido “Ah gracias, son muy bonitas”, sin al menos un gesto de alegría o de ternura. Ese día me sentí tonto y muy decepcionado.

    Entre las vueltas que da la vida, descubrí una persona maravillosa que pensaba como tu y llena de detalles romanticos e inclusive poéticos. Lamentablemente en un principio me toco ser un poco desapegado a esos pequeños detalles, y quizás pude hacerla sentir en ciertos momentos como te llegaste a sentir tu.

    Ella marco mi vida hasta entonces, tengo decenas de cartas que aun conservo y conservaré, que en ciertos momentos de mi vida vuelvo a leer, deseando ser el chico sensible de aquel entonces. Siempre me gusto escribir, pero con ella se me hizo diferente.

    Aun recuerdo gratamente los mensajitos en papel (no existía el sms) como “Quiero estar contigo” entregado en un autobús (o ruta como dicen los guaros), o algo como “Bebe, pase por aquí y quise darte una pequeña sorpresa que espero te alegre el día”.
    Suena “cursi” para muchos, para mi no, aunque debo reconocer que hoy en día mi vida es algo diferente. Por mi parte me hice escritor de cartas y canciones, admire y aprecie su filosofía de vida, la poesía de su interior y el arte de sus acciones hasta que evolucionamos y nuestros mundos injustamente se hicieron adversos.

    Después de la tormenta vino la calma, y lamentablemente la madures me hizo perder la euforia para hacerme más objetivo, me hizo perder las emociones intensas para pensar con cabeza fría, me hizo amar como adulto y perder los detalles de un niño.

    Espero no cambies tu manera de concebir la vida, y ese hombre romántico aparecerá

    Recibe un abrazo. Hasta pronto

  8. Andreina quiero compartir algo que publique en mi primera pagina Web, espero no me eches de tu blog por abusar, pero estoy seguro que te gustara.

    «Necesito de Alguien»

    Necesito de alguien que ría conmigo cuando este feliz,

    y que guste bailar a pesar de mi torpeza.

    De alguien que se interese por escuchar

    sobre lo que hice el día de hoy en la dura jornada de trabajo.

    Alguien que me apoye en mis ideas,

    y respete aquellas que parezcan una locura.

    Necesito de alguien que disfrute a mi lado

    de una cena romántica a la luz de las velas

    y que guste caminar a mi lado

    bajo la luna después de la cena,

    que me tome la mano con delicadeza

    y bese mis labios sin yo pedir nada.

    Necesito de alguien que se alegre al verme,

    y que me diga que me ha extrañado.

    Alguien que me envíe un mensaje de texto digital

    para decirme cuanto me quiere,

    o cuanto le hago falta,

    que me despierte de madrugada

    con una llamada solo para saludarme,

    y me haga sonreír con sus picaros mensajes en mi buzón

    y esos repiques inesperados .

    Alguien que llore mi partida

    y que salte sobre mí al retorno de mis viajes.

    Que me rete a las locuras, y comprenda mis temores.

    Alguien que me escriba cartas a puño y letra,

    y me deje notas alegres.

    Alguien que me envié postales y e-mails.

    Necesito de alguien que me sorprenda

    con flores sobre mi cama,

    en la puerta y en la oficina.

    Que me mire a los ojos y me diga que me ama.

    Necesito de alguien que me valore.

    Alguien que me comprenda,

    que ignore esos días de mal humor y

    los endulce con su cariño.

    Necesito de alguien que me considere en sus planes de vida,

    que me haga sentir importante.

    Alguien que este conmigo en las malas y en las buenas.

    No necesito alguien que me quiera, necesito alguien que me ame.

    Necesito de alguien transparente y sincero.

    Necesito de alguien que piense en mi,

    tanto como yo en ella.

    Necesito alguien que si por alguna razón

    no le es posible ser precisamente “ese alguien”,

    llore conmigo la despedida,

    que me extrañe tanto como yo a ella.

    Necesito de alguien que merezca mis lágrimas.

    Y definitivamente necesito de alguien

    que crea que yo también deseo ser su alguien,

    tengo fe en Dios que algún día llegará,

    y mientras no llegue buscaré crecer

    y disfrutaré mi soledad. Y

    a todas esas personas que estuvieron algunas vez

    en mi vida solo me queda decirles:

    Gracias por al menos haberlo intentado!!!.

  9. si hay hombres asi y al leer sus comentarios me siento orgullosa de saber que ese hombre esta en mi corazo yo tengo una pareja con todas esas cuelidades y muchas mas que no las puedo describir pero una cosa si se que jamas lo dejarias porque es unico en la vida y por que lo amo

  10. Hello. Prompt how to get acquainted with the girl it to me to like. But does not know about it
    I have read through one history
    Each of you has your personal story; it is your history. Keeping a diary or writing your feelings in a special notebook is a wonderful way to learn how to think and write about who you are — to develop your own identity and voice.

    People of all ages are able to do this. Your own history is special because of your circumstances: your cultural, racial, religious or ethnic background. Your story is also part of human history, a part of the story of the dignity and worth of all human beings. By putting opinions and thoughts into words, you, too, can give voice to your inner self and strivings.

    A long entry by Anne Frank on April 5, 1944, written after more than a year and a half of hiding from the Nazis, describes the range of emotions 14-year-old Anne is experiencing:

    «. . . but the moment I was alone I knew I was going to cry my eyes out. I slid to the floor in my nightgown and began by saying my prayers, very fervently. Then I drew my knees to my chest, lay my head on my arms and cried, all huddled up on the bare floor. A loud sob brought me back down to earth, and I choked back my tears, since I didn’t want anyone next door to hear me . . .

    «And now it’s really over. I finally realized that I must do my school work to keep from being ignorant, to get on in life, to become a journalist, because that’s what I want! I know I can write. A few of my stories are good, my descriptions of the Secret Annex are humorous, much of my diary is vivid and alive, but . . . it remains to be seen whether I really have talent . . .

    «When I write I can shake off all my cares. My sorrow disappears, my spirits are revived! But, and that’s a big question, will I ever be able to write something great, will I ever become a journalist or a writer? I hope so, oh, I hope so very much, because writing allows me to record everything, all my thoughts, ideals and fantasies.

    «I haven’t worked on Cady’s Life for ages. In my mind I’ve worked out exactly what happens next, but the story doesn’t seem to be coming along very well. I might never finish it, and it’ll wind up in the wastepaper basket or the stove. That’s a horrible thought, but then I say to myself, «At the age of 14 and with so little experience, you can’t write about philosophy.’ So onward and upward, with renewed spirits. It’ll all work out, because I’m determined to write! Yours, Anne M. Frank

    For those of you interested in reading some of Anne Frank’s first stories and essays, including a version of Cady’s Life, see Tales From the Secret Annex (Doubleday, 1996). Next: Reviewing and revising your writing

  11. Yo soy hombre y te puedo asegurar que habemos muchos hombres romanticos, no solo cuando empieza una relacion si no tambien hasta el final. Yo busco lo mismo que tu amiga, busco alguien a quien darle todo eso y mucho mas, no solo al principio si no para toda la vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s