Ella…


Su temple es infinito y su belleza fuera de lo común.
Ha despertado el interés del sexo opuesto en múltiples ocasiones con ese fuego intenso que lleva dentro.
Hizo su escogencia finalmente y a pesar de su clara convicción, el resultado no fue el de «hasta que la muerte nos separe», como ella hubiera deseado…
Inteligente como ninguna, intuitiva y correcta, tiene el empuje que yo siempre he admirado y deseado tener. Organiza, une, motiva, sonríe y sigue adelante, siempre adelante.
Da la vida por su familia y enseña los dientes con rabia si alguien se acerca para hacerle daño.
Tiene carácter, es fuerte y no se deja amedrentar por nada.
Pero… algo ha pasado. No sé explicar realmente qué es.
El ardor de otros años se ha ido apagando, consumido por la lucha de todos los días. El desgaste ya se nota, se ha ido la frescura de antes y su cabello blanco que se asoma, la delata.
Yo ahora la veo y puedo sentir su desilusión, puedo respirar su ánimo caído. Sé que se siente sola, cargada de años y derrotada.
No encuentro la manera de decirle que su belleza se conserva, que su tenacidad será siempre su mayor capital y que la soledad nunca la alcanzará porque siempre estaremos a su lado en un amor que vencerá hasta a la muerte.
No sé cómo decirle que sigue siendo un hermoso milagro de Dios y una de las mujeres más maravillosas de este mundo…

3 comentarios en “Ella…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s