De nadie

sola en el agua

En mi ciudad no hay futuro… hay un cielo brillante y gente que sabe amar. Hay calor, hay cariño, hay fiesta, pero no las cosas que sueño…
No hay una cúspide altísima que buscar ni mil ojos que reconozcan mi nombre.
Y el miedo me acompaña. Tú también me acompañas, que es como tener miedo dos veces, como despertarse en el suelo cuando en sueños ibas volando.

Dime si este miedo se acaba con el tiempo. Dime si se termina cuando volemos alto de verdad o cuando simplemente se me olvide que quiero volar.
¿Me acompañas realmente? ¿O sólo esperas por aquí cerca a que cambie de idea, a que se me olvide mi meta final?
Vienes conmigo y me gusta… o al menos le gusta a mi corazón. Pero siento que mi desarrollo y tú no pueden ir juntos. Siento que eres una alegría de superficie y un yunque pesado que no deja correr a mis pies.
¿Me darás tú la suficiente vida para vivir? Necesitarías llenarme demasiado para eso.
¿Crees que sería más feliz si fuese más sencilla? ¿Sería más feliz si fuese más conformista? Si fuese más conformista… ¿sería más tuya?

Alguien ya me lo había dicho: que aunque me sintiera flotando en una nube de amor, siempre iba a faltar algo, siempre iba a creer en un estado mejor.
Así es el ser humano: desea fervientemente tenerlo todo, al mismo tiempo.
Yo juego a que todo se puede, hasta que algo falle. ¿Acaso no es cierto que si todo sale bien, no estás aprovechando todas tus oportunidades?
Esa es mi esencia: subir lo más que se pueda, soñar lo más que se pueda, vencer el miedo lo más que se pueda. Y eso lo voy a hacer contigo o sin ti.
No quiero llegar a la conclusión de siempre pero es inevitable: lo siento, me pertenezco infinitamente a mí misma, no puedo ser tuya… ni de nadie.

De formas misteriosas…


Pedirle a Dios por un proyecto, por un amor, por un trabajo, siempre ha sido un acercamiento a una mano suprema que desde el cielo pueda mover los hilos para que nuestros deseos se cumplan… Una ayuda divina que nos haga sentir más capaces y más fuertes.
Pero… ¿qué pasa cuando esa mano suprema sabe que lo que estás pidiendo no es lo que te conviene?
¿Qué pasa cuando Dios te escucha y piensa «Ay, Andre… mi niña, es que eso no es lo que te va a hacer crecer…»???
Invariablemente, luego de un tiempo, uno mismo se da cuenta de que si la meta X o Y no se dio, realmente fue una bendición no alcanzarla. A veces, no conseguir lo que uno pide es exactamente lo que se necesita para continuar en grande por la vida.
De allí viene mi reflexión final, una frase que leí una vez por ahí:
«Dios responde a todas tus plegarias… y a veces la respuesta es NO»

Amadeus: 250 años más vivo que nunca

Powered by Castpost

Mozart, uno de los músicos más prolíficos y talentosos del mundo, está de cumpleaños número 250!!!!!! Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart nació un 27 de enero de 1756 en la ciudad de Salzburgo, Austria y en sus escasos 35 años de vida, le regalaría al mundo un compendio maravilloso de óperas, conciertos para piano, flauta, clarinete, misas, cantatas, sinfonías y muchas otras formas de música que demostraron ampliamente su genialidad.

Ejecutante virtuoso desde los 4 años de edad y un creativo eternamente sediento de nuevas posibilidades, Mozart era una personalidad desbocada en pasiones, en infantilismos de genio y en despreocupación total por el dinero (a pesar de no haberlo tenido nunca como él hubiese querido), en fin… un perfil único que sólo podía pertenecerle al ícono más reconocido e importante de la música académica.
Este año el mundo entero se viste de fiesta para rendirle homenaje, especialmente Viena y su natal Salzburgo: conciertos en trajes de la época, cenas, representaciones de sus óperas, música de cámara, sesiones de plaza y mucho más.
Si tienen oportunidad de darse un paseíto por allá, consulten la página oficial del 250 aniversario de Mozart, para mayor información.
¡Que viva el encanto de Amadeus por mil años más!!!

Madre e hija, ternura y fe

Sólo Dios sabe cuántos golpes me he dado con la fotografía: que si el diafragma estaba muy abierto y me quedó la foto clarita, que si la velocidad no era la correcta y se ve movido el objeto, que el encuadre quedó desbalanceado, que los colores se ven lavados, en fin…
En la procesión de la Divina Pastora, salí otra vez con la cámara a tentar el destino.
Con esta imagen tuve la sensación de que por fin la fotografía y yo nos estamos encontrando…

Bailemos un vals…

Invítame a seguirte y que juntos acoplemos nuestros cuerpos a un ritmo de 3 tiempos…
Tómame de la mano y estrecha mi cintura para que la melodía nos lleve por las nubes y nos cause una sonrisa. Quiero que mi vestido vuele y que nuestros rostros se encuentren en una mirada profunda, ajena a todos los que nos envidian en este salón.
Un, dos, tres… sigue, amor mío, con ese aire altivo y elegante que Dios te ha regalado y que yo adoro tanto.
Sigue dando vueltas en total sincronía con mi felicidad.
Y al final de la pieza, dame un beso que haga la noche perfecta…
_________
Inspirado en Kate & Leopold, que la ví ayer por 154a vez.

Nuevos símbolos patrios

Ayer en plenaria de la Asamblea Nacional se aprobó en primera discusión el cambio de algunos detalles de la bandera y el escudo de Venezuela.
Chávez venía diciendo en «Aló Presidente» que ese cambio era «necesario» pues el significado de estos símbolos había sido desvirtuado y bla, bla, bla.
¿Cuáles son los cambios propuestos?
Pues bien, actualmente en el escudo de Venezuela el caballo blanco, que simboliza la libertad, corre hacia la derecha y mira hacia la izquierda:

Según los historiadores, este escudo mostraba a un caballo mirando hacia el frente en 1834. Dos años después, la asesoría del inglés Sir Robert Porter y Carmelo Fernández, modificó la posición del caballo hasta conservarse como se ve en la actualidad.
El presidente Chávez, además de considerar que un inglés no tenía que meter sus narices en ese asunto, dice que la posición antinatural del corcel blanco supone una actitud de «freno» que debe ser eliminada. Ahora bien, ¿por qué no dejar que el caballo siga galopando hacia la derecha y simplemente voltearle la cabeza? Muy importante: porque Venezuela corre hacia el socialismo, hacia la izquierda (en mi opinión, corre hacia atrás…)

El escudo quedaría entonces de la siguiente manera:

Escudo modificado

El otro cambio (el que a mí me parece más absurdo todavía) es la inclusión de una octava estrella en la bandera nacional.
Recordemos que las estrellas representan las siete provincias que conformaban Venezuela en los tiempos de independencia:


La historia cuenta que el Libertador mandó a bordar una octava estrella a la bandera cuando la provincia de Guayana fue liberada en 1817, cosa que nunca se hizo. Chávez quiere retomar esa idea y honrar así el deseo de Bolívar.
Si la Asamblea Nacional aprueba esta modificación en segunda discusión, nuestra bandera nacional sería así:

bandera modificada

Yo, sinceramente, no sé si estos cambios son justos o se los debían a Simón Bolívar desde hace doscientos años. Lo que sí veo es que el gasto para hacer estas modificaciones, a mis ojos innecesarias, es una aberración. Es decir, habría que cambiar TODA bandera de Venezuela que ande rodando por ahí, TODO escudo que se exhibe en documentos, sedes oficiales y demás.

¿Qué pasa con los verdaderos problemas del país? Hospitales, vialidad, educación, servicios públicos, reconstrucción de Vargas y paremos de contar… ¿Importa más si el caballo mira hacia la derecha o hacia la izquierda?

Por otro lado, se plantea también la prohibición del uso de la bandera para actos de protesta, manifestaciones y proselitismo político, lo que también me parece una total inhibición de los derechos ciudadanos.

Si seguimos así, el próximo paso será decretar como árbol nacional la mata de mango y como ave nacional el zamuro…

NOTA: Gracias a mi diseñador favorito por ayudarme a cambiar los símbolos patrios

UPDATE 28 enero 2006: Lean este artículo de Sergio Jablón en El Nacional. Jajajajajaja!!!!