De tanto pensarte… apareciste

Cuánto me ha costado olvidarme de ti, jeune homme…
Ya ni te llamo, ni te busco… no me interesa estar contigo ni descubrirte como deseaba antes.
Pero, sinceramente, no hay un día en que no te dedique al menos un espacito de mis pensamientos.
¿Y si te dijera que tengo el poder de hacer que te cruces en mi camino?
A veces pienso que sí, que cuando me concentro de verdad y te pienso con todas mis fuerzas, los dioses dicen «Sí, está bien, hoy vamos a hacer que lo veas»
Qué bien se siente mirarte desde lejos… y saber que el cielo ha tejido con artimaña este momento simple pero hermoso de verte pasar…

Difícil decisión


Pongo es mi perro, mi bebé manchado…
Debido a su raza dálmata, es propenso desde chiquito a formar cálculos en la orina, por lo que siempre se le han dado cuidados muy especiales: come sólo arroz, huevo y pollo; se toma cuatro pastillas diarias y debe hacer ejercicio y tomar mucha agua para eliminar las piedritas.
.
Ya lo operamos una vez cuando casi se le revienta la vejiga de no poder orinar y otro día comió veneno de ratones y estuvo a punto de pasar al cielo de los perros.
.
Ayer, trancado de la orina por enésima vez, su doctor recomendó enérgicamente que se le hiciera una operación especial.
Voy a intentar explicarlo de manera sencilla: Como le es difícil orinar por el pipicito, la propuesta es abrirle una incisión más atrás que le conecte directamente la uretra con el exterior…
Pongo tendría que despedirse de sus testículos (y de posibles cachorros), aunque conservaría su pene original y tendría además, una vaginita construida para orinar.
.
!!!De sólo pensarlo, se me ponen los pelos de punta!!!
Pero, al parecer, va a ser lo único que le deje seguir viviendo tranquilo y sin carreras al veterinario todos los meses (sin contar con el gasto perenne que está arruinando a su mami).
.
Ya está en agenda para ingresarlo el lunes, espero que todo salga muy bien.
Aunque sigo pensando si es la decisión correcta…

Gracias a Dios por el día de hoy

Hoy fue uno de esos días en que todo fluyó como por arte de magia.
Se cristalizaron planes que tenían un par de años construyéndose, se hicieron contactos importantes, se dijeron palabras que tendrán peso más adelante.
Hoy pagué una deuda importante que por fin se me ha borrado de la lista de angustias del cerebro y al mismo tiempo, a través de una llamada telefónica se ha abierto una ventanita laboral que hasta ahora sólo me había atrevido a soñar.
Tuve también la valentía de decir lo que había hecho mal y para mi sorpresa, en vez de conseguirme de frente con un juicio de valor, me esperaron los brazos de la comprensión…
También hoy tuve un golpe de sabiduría que me hizo sentir paz y tomarme las cosas con calma, pero con firmeza.
Todo esto aderezado con un momento de compartir alegrías con quienes se interesan de verdad por mi bienestar.
Hay días en que uno se arrepiente de haberse levantado de la cama y hay otros en los que simplemente hay que sentirse agradecido.
Como hoy…

Tunick: Desnudos a los pies de Bolívar


Spencer Tunick finalmente desnudó a Venezuela!!!!
Más de mil quinientas personas llegaron a la cita: 4: 30 de la madrugada en plena avenida Bolívar de Caracas.
Aunque sí hubo cierto desorden por ahí, bromistas criollos que no podían dejar pasar la oportunidad… todo salió muy bien.
Hoy amanecimos en boca del mundo entero!!!!
Aquí algunas imágenes del proceso de realización:

Tuniickdesnudos2

Tunick desnudos corriendo

Tunick Bolivar

Tunick Avenida2

Tunick Seguridad

Tunick Avenida

Puedes ver más fotos aquí !!!!

Desaparecida

Se suponía que ella debía llegar hoy a la radio y despertar a todo el mundo con su «¡Buenos días, Barquisimeto!», pero… no llegó.
.
La esperaban a las diez en la oficina para terminar el comercial que tanto fastidio le causaba… y no se apareció.
.
Su compañero de trabajo la llama y sólo se encuentra con la contestadora. Su jefe la llama y también escucha con enfado su voz grabada.
.
Pasan las horas, llega la noche y nadie parece darse cuenta…
Su mamá se extraña de no verla en el messenger y hasta Pongo, su perro, siente la rareza de no haber recibido su visita y sus caricias en la oreja.
.
Los vecinos ven la casa oscura y se preguntan qué pasó con la música que nunca deja de salir por la ventana…
.
Pasan tres días y ya todos están inquietos. No hay noticias de ella, ni llamadas ni correos. Ni siquiera ha escrito en el blog.
¿Será que fue secuestrada? ¿Será que algún loco le hizo daño? ¿Será que murió durmiendo y yace en su cama?
.
Su madre, en total angustia, decide ponerle punto final a esta incertidumbre y con cerrajero de por medio, entra a su casa… Todo está perfecto: la cama tendida (rarísimo en esta muchacha), la cocina ordenada, los discos clasificados, el baño impecable.
¿Dónde está? ¿Por qué no se sabe nada?
.
Pasa una semana y los mensajes han abarrotado la contestadora. La leche que dejó en la nevera huele a podrido y las plantas se ven secas y con maleza alrededor.
.
La policía hace preguntas, el banco dice que sus cuentas se cerraron hace quince días y su mejor amiga declara que la última vez que la vio estaba normal… felíz.
.
Alguien recuerda que a ella le encantaba el estilo de Marylin… ¿será que se suicidó como ella? ¿Con pastillas?
.
Su foto ya está pegada en la cartelera de Desaparecidos y en la radio suena un llamado para saber de su paradero.
.
Y en medio del llanto y la zozobra, en las manos de su madre que tiemblan… suena el celular.
.
Es un mensaje… que sin explicaciones ni detalles da por fin una señal:
«No aguanté más, mamá… simplemente desaparecí. No te preocupes… estoy bien».

Hoy

Hoy la emoción no me deja estar tranquila en un solo sitio.
Camino de aquí para allá, me miro en el espejo chequeando que todo esté perfecto…
Las manos me tiemblan al pensar que hoy van a poder tocarte, al pensar que hoy voy a sentir la suavidad de tu cabello en mis dedos.
.
Hoy por fin voy a verte fijamente como he querido desde hace semanas y voy a sonreir sólo con mirar tus ojos color miel, llenos de delicadeza y malicia al mismo tiempo…
.
Calculo la altura de tu espalda al ensayar el abrazo que quiero darte y selecciono muy bien las palabras que voy a decirte para que no se me enreden los pensamientos…
.
Hoy no importa el tiempo del teléfono que corre ni la distancia que nos separa.
Hoy esa distancia se rompe y nos deja acercarnos.
Hoy voy a acariciarte el rostro y a darte un beso en la punta de la nariz, con todo el cariño que he querido regalarte y no he podido.
.
Hoy mi boca se atreverá a descubrirte aunque ya desde hace tiempo le pareces conocido…
Hoy vamos a comer juntos, a brindar juntos, a bailar juntos.
Hoy vamos a celebrar que finalmente llegó el día que estábamos esperando… hoy.

Powered by Castpost

El arte de Ron Mueck


Un estilo fuerte, impresionante y fuera de lo común.
Ron Mueck es un australiano de 48 años, dedicado inicialmente a los efectos especiales para el cine y la TV, que decidió dar un giro a su vida y ofrecer al público una nueva forma de arte: la resina de fibra de vidrio convertida en esculturas hiperrealistas.
Algunas dan miedo y otras parecen estar a punto de dirigirte la palabra.
Sin duda, un aporte original al mundo artístico.


Aprendiz de indiferencia


En el género femenino, desde tiempos inmemoriales, se ha desarrollado una técnica de atracción que, según la experiencia de muchas, enloquece a los hombres.
Es aquella de: «Indiferencia genera interés».

Creo que ya he hablado de algo similar en mi post «Dime que no» … pero esta vez quiero hacer énfasis en el empeño de mis congéneres en mostrar que no les gusta alguien (que en realidad sí les interesa) y así, darle un poco de misterio a la cosa, es como susurrar «Puede ser que te quiera, puede ser que no… vas a tener que esforzarte bastante para averiguarlo.»

Mi amiga María dice que yo entrego todo desde el principio, que no sé hacerme la interesante.
Y creo que tiene razón.
Creo que yo soy más del estilo «Tú me gustas y pa’lante es pa’ allá», y esa actitud ha traido tanto buenos como malos momentos. No sé decir si es la conducta correcta, es sólo MI conducta.
¿Mala conducta? quizás…

.
Me gustaría preguntarle a mis amigos hombres si les causa mayor interés una mujer que muestre indiferencia y se haga la interesante a otra que simplemente demuestre que «hay corazón».
Sinceramente, no sé jugar el juego de la indiferencia.
Creo que le diré a María que me dé unas clases…