Un año…


Parece mentira que ya haya pasado un año desde que me decidí a abrir este espacio.
Recuerdo que las mil recomendaciones de mi amigo imakinario Andrés y los blogs de Edelweiss y Adri me dieron el impulso final para atreverme a publicar mis pensamientos…
Recuerdo que mi primer post expresaba exactamente cómo me sentía en este ambiente que llaman blogósfera: perdida!!!!
Un año de darme golpes con las plantillas html, de aprender a subir canciones, de mostrar videos en pantalla, de hablar en términos de “post”, “comment”, “update”, “links”, “podcast”, “flickr”, y de entender el poder de comunicación que tiene esto de los blogs…
Un año de enamorarme de bloggeros, de aprender técnicas de seducción con Cereza, de hacer muy buenos amigos virtuales y reales, de tener la osadía de publicar relatos subidos de tono y de permitir que un lector desconocido pueda conocerme mejor que alguien allegado.
Un año también de recibir críticas duras, halagos, frases solidarias, insultos y todo lo que conlleva la interacción con los demás…
Todo un aprendizaje.
Feliz cumpleaños a mi blog y a mi travesía como bloggera!!!!!

Cuidao, pues!!!

Me llamas en la noche, te acercas a saludar, me dices que me vas a cuidar, me dices que estoy preciosa todos los días, que mi inteligencia te encanta, me pasas un mensaje «sólo para ver cómo estoy…»
Te he dicho varias veces que somos amigos… más nada.
Tú me respondes que sólo quieres protegerme… pero que a la hora de las chiquitas, no me pelarías!!!
Tú solo, yo sola, cero compromiso…
Ay muchacho, mira que voy cortando lo que se me atraviese…
Cuidao, pues!!!!

Síndrome de la dependencia telefónica

Revisar si llamó y quizás no escuché el teléfono, chequear si llegó el mensaje anhelado, trabajar con el celular en la mano por si acaso se le ocurre llamar, saberse todos los teléfonos donde encontrarlo pero aguantarse las ganas «para no interrumpirlo», volver a leer el texto que me pasó hace TRES DÍAS y suspirar por 1.353ª vez…
Y libre Dios que se me olvide el aparato o que no tenga carga suficiente!!!
Qué porquería…
¿¿¿Alguien me puede explicar por qué coño sólo las mujeres sufrimos de este mal de la dependencia telefónicaaaaaa???

La logia dei primogeniti

Yo no sé si les ha pasado pero, a veces, uno junto con dos o tres amigos más, forma una especie de cofradía secreta y ultra exclusiva que sirve de refugio solidario ante cualquier situación.
Yo tengo la suerte de haber constituido una «logia de los primogénitos» con dos amigos hombres, que son lo más especial de este mundo!!!!
Cada uno de nosotros sabe que puede contar con los otros dos sin condiciones, hablamos en italiano como si fuera un código secreto, somos amantes del arte y de la comunicación, y podemos ir a misa juntos… y luego a bailar reggeaton hasta el amanecer.
Somos como Trinity, Morpheus y Neo.

DJ Roma: El más culto de los tres. 14 años de vida en Roma lo hacen el más versado del viejo continente. Una sensibilidad hermosa, una cara de muchachito que sólo nosotros sabemos que no coincide con su verdadera edad y un manojo de consejos acertadísimos que siempre está a la mano. Es el gran alborotador para los inventos y los descubrimientos.
Nadie sabe a ciencia cierta qué hace, sobre todo para darse la vida oligarca que lleva… algunos dicen que es sacerdote, otros dicen que es gigoló…

JC: Malhumorado, todo le fastidia. Los únicos que realmente lo aguantamos somos los otros dos. Siempre enérgico, aunque con un don de mando imponente!!!
Trabajador, con ganas de conquistar el mundo, de levantarse a todas las mujeres buenas de Barquisimeto y Europa entera, pero poco dispuesto a comprometerse.
Eso sí, siempre atento y colaborador.

Andrea L.A: La única mujer del grupo. Es la que pone el equlibrio femenino entre los demás miembros de la logia. Amante de la escritura, hambrienta de conocimiento… escucha a DJ Roma sus relatos fascinantes y ha tratado de elevarle la cultura a JC de todas las formas posibles (algunas con éxito y otras… bueeeeehhhhh).
Organiza cenas con queso y vino para recibirlos en casa, hablar de cualquier cosa y tomarse fotos.

La logia de los primogénitos es un círculo que se ha ido fortaleciendo con los años, con respeto, confianza y compañía.
Larga vida!!!!

Canto al cielo

Hasta hoy había ido como regañada…
Pero esta noche he tenido tantas cosas que agradecer a Dios que puse en mi garganta una voz fuerte y potente que dijera por todo lo alto cuanto bien me ha hecho en los últimos meses…
Hoy he vuelto a escuchar junto a mis amigos esa canción que no cesa de darme vueltas en la cabeza: «¿Quién nos separará del amor de Dios?»
Con los ojos húmedos me respondí lo que yo ya sabía: Ni los problemas, ni los errores del pasado, ni la desnudez sin sentido, ni la rabia, ni la escasez material, ni siquiera mi empeño por sufrir (que ya me tiene harta a mí misma). Nada.
Siempre estará conmigo…

En la cocina…


Quizás la luz de este espacio se nos ofrecía más cálida para liberar el beso que llevábamos guardado, para sentir el olor suavemente perfumado de tu cuello que además tiene un sabor delicioso…
Tu cabello y mi cabello despeinados eran el marco perfecto para perder la razón durante unos minutos. Y así fue…
Tus brazos se sentían fuertes y tu boca iba explorando mis senos con ansias… en una sensación que hubiese podido incendiar toda la casa.
Cuando creí que ya este momento no podía ser más sensual, tus dedos traviesos fueron a encontrar agua fría para rociar mi pecho… y disfrutar, a partir de allí, de un tacto húmedo que erizaba toda la piel y excitaba todos los sentidos.
En un intento de sentirme por completo, me levantaste para sentarme sobre el mostrador y empezaste a moverte, acercándote, invitándome… Tu erección me llamaba a gritos, pero en un breve momento de lucidez, sentí que era mejor dejarlo hasta ahí.
Quería seguir, créeme que sí… pero desde el fondo de mi raciocinio afectado, surgió una fortaleza extraña que me hizo decir «Dejemos algo para mañana… por favor»
Queda mucho por hacer todavía, no te arrepentirás.

Preguntas al aire…


Si alguien está perennemente enamorado de enamorarse, ¿cómo podrá reconocer el amor verdadero?
Reinventarse, sí… ¿pero cómo?
¿Qué me descansa más: acostarme a ver HBO o salir y ver a mis amigos?
Si su pasado me causa escalofríos, pero siento que es «the one»… ¿Puedo vivir con eso?
¿Algún día se acabará el papeleo, las copias certificadas, los sellos, las escaleras de los edificios oficiales? Mierda!!! ¿se acabará algún día?
¿De verdad es coincidencia que mi restaurant favorito sea también el tuyo? No creo…
Si leo «Una vida con propósito», ¿tendré un propósito? ¿O me daré cuenta de que he tenido miles y no he alcanzado casi ninguno?
¿Sabes qué significa la palabra «letizia»? La voy a escribir en mi pared.
¿Puedes creer que todavía no sé de qué voy a hacer mi tesis?
Si él lee mi blog… ¿saldrá corriendo? Me temo que sí…
¿Cuánto puede durar una farsa, en promedio? ¿6 meses? ¿Un año?
¿Estoy volviendo realmente al plan de vida destinado para mí?
¿Quién nos separará del amor de Dios?