Haciendo arepitas…


Un amigo mío acuñó esta frase para decir que una persona (hombre o mujer) después de una buena noche de pasión, en señal de agradecimiento, encanto matinal o felicidad absoluta, podía ofrecer como desayuno en la camita un buen par de arepitas con mantequilla…
A partir de ahí, la expresión «Amanecer haciendo arepitas» se ha convertido en sinónimo de alegría cómplice medio sinvergüenza…
«Esssssssssssssssooooo, te veo muy felíz… tú como que amaneciste haciendo arepitas!!!»

Todo esta explicación autóctona viene porque AÚN SIN HABER PASADO UNA NOCHE DE PASIÓN, no sé por qué amanecí «haciendo arepitas»…

(«Toy contento, yo no sé que es lo que siento… «)

8 comentarios en “Haciendo arepitas…

  1. Ejeleeeeeeeeeeeeee, Nasalboy!!!
    Que placer verte por aquí!!!
    Ya había visitado tu blog pero prefería quedarme como «voyeur» y sólo mirarte de lejos.
    Me alegra mucho tu visita.
    Un abrazo!!!

    A todos, gracias por sus comments!!
    Sobre todo a la pícara de Adri, que no se pela una!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s