Dios bendiga al hombre que llama

Derrama, oh Señor, toda tu gracia sobre ese raro espécimen masculino que se toma la molestia de llamar a su compañera sólo para saber cómo está.

Bendice, Padre, al varón que guarda un tiempo para preguntar si su chica ha comido, si le rindió la tarde en el trabajo o si todavía lo quiere como ayer.

Extiende tu mano, Señor, a aquel macho que escribe varios mensajes al día y no le molesta mostrar un verdadero interés a través de las telecomunicaciones.

Y al resto de ese género desconsiderado, Padre, a través de tus maneras misteriosas, hazle llegar mi más sincero mensaje «¡Aprendan a llamar, desgraciados!».

Amén…

17 comentarios en “Dios bendiga al hombre que llama

  1. jejeje amiga… totalmente de acuerdo contigo, de hecho estoy maravillada porque el chico con el cual estoy saliendo me llama hasta para preguntarme que comí.. es un sueño…, saludos

  2. Pero que además no somos controladores, respetamos espacios y no llamamos cada cinco minutos.
    Los que no decimos «mami, ¿tú me quieres?», es más, los que ni locos diríamos «mami».
    La idea es dar la sensación de «estar allí»… pero claro, hace falta más gente que se una a la Cruzada por la ternura.

  3. Me he reido como no tienes idea! No entiendo porq esa preocupacion tan femenina de la bendita llamada… yo detesto los telefonos, las horas eternas diciendo lo mismo que en persona… no no no… prefiero el face to face… Prefiero una aparecida de pronto a cualquier hora del dia que veinte mensajes de texto o una llamada telefonica! Prefiero una rosa con mensajero que una llamada de como estas?, vainas mias desde luego…
    Un Beso y que atiborren de mensajes, llamadas, aparecidas, serenatas y demas!

  4. Amiga, muy bueno como siempre…
    Pero quien nos entiende… si nos llama mucho que ladilla este hombre que no me deja en paz,
    Si no llama poco, es demasiado pichire con su tiempo y con su saldo que no es capaz de mandar por lo menos un mensajito

    Si somos nostras las que llamamos o escribimos muchos mensajitos, somos unas cuaima de 7 cabezas, inseguras que no estamos llamando para ver si como y comio rico, sino para ver si comió solo o acampañado

    otra cosa, segun ellos si esto pasa nos tiene comiendo en la mano…

    Si no lo llamamos, somos frivolas, egoistas, pendiente sólo de nuestras cosas porque no hay nada más importante que lo nuestro

    Dios, bendice a todos esos hombre que hacen esto, y a todas aquellas mujeres que lo hacemos y no ladillamos sino agradamos….

    Cuidate amiguita

  5. Andreina, un comentario fuera del tema,¿donde conseguiste esta plantilla para el blog? es la que mas me ha gustado de las que he visto por ahi «new styled»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s