El calentador

Dícese de aquel individuo que se dedica a excitar a una mujer a distancia, vía telefónica, por correo electrónico o con mensajes de texto ardientes, pero que a la hora de concretar dicha acción erótica, siempre se las arregla para no aparecer.

Situación 1:

Víctima: «Aló???»

Calentador (con voz sumamente sensual): «Hola, bella… no podía aguantar las ganas de hablarte… quiero verte… «

Víctima (interesada en la propuesta): «¿Sí? Mmmmmmmmm ¿Y eso..? ¿Cómo para qué…?»

Calentador: «Tú sabes… para acariciarte con mi lengua por todas partes…»

Víctima (con la sangre ya en ebullición): «Eso suena bien… muuuuyyy bien…»

Calentador: «Si quieres paso por tu casa esta noche y hacemos todas las cosas ricas que me están pasando por la cabeza…»

Víctima: «Uuuuuuuyyy … bueno, me encantaría, vente como a las 9, te espero…»

Calentador: «Sí, pero ya va, yo te paso un mensaje si puedo, porque no es seguro»

Víctima: «¿Cómo que no es seguro?»

Calentador: «Es que quizás no pueda… estoy entrando en una reunión, te escribo más tarde»

Horas después, se lee el siguiente mensaje de texto «Mi amor, tengo que pasar buscando a mi hermana, no puedo ir. Será otra día. Besos»

Víctima: FUCK!!!!!!!
________________________________________________________

Situación 2:

Víctima: «Aló??»

Calentador: «Te tengo una idea que te va a encantar, bella. ¿Por qué no nos vamos tú y yo este fin de semana para la playa. La pasaríamos muy bien los dos, no crees?»

Víctima: «¿Para la playa? ¿El fin de semana? ¿Los dos, tú y yo solos? Esteeeeeee… bueno, la verdad es que sí, me encantaría que viajáramos solitos los dos…»

Calentador: «Dale, mi amor, ya mando a reservar el hotel. Preparáte porque no te voy a dejar dormir.. vamos a hacer el amor hasta el amanecer…»

Víctima (sin aliento): «Ya me lo estoy imaginando, este va a ser un fin de semana delicioso. Te voy a hacer todo lo que tú quieras… ¿Saldríamos el viernes o el sábado?»

Calentador: «Déjame ver, linda, yo creo que el sábado. Pero mañana te confirmo a ver si nos vamos o no, todavía no estoy seguro»

Víctima: «Pero no entiendo… ¿no estaba decidido ya, pues?

En ese momento, el calentador dice su frase más célebre, símbolo de que todas tus hormonas han perdido su trabajo: «Yo te aviso…»
Y más tarde, remata con un mensaje (siempre un cobarde mensaje): «Disculpa, amor, me mandaron a un curso en Valencia. Será otro día. Besos»

El calentador pareciera divertirse con el hecho de excitarte, conseguir que la mente y el cuerpo se emocionen y dejarte justamente como novia de pueblo: vestida y alborotada.
¿Por qué hacen eso? ¿Por qué nunca concretan la acción?
Como dice un amigo mío «Es el tipo que convence pero NO PENETRA»
¿El logro es envolverte con palabras y excitarte sólo el cerebro? ¿Su meta es simplemente escucharte decir que sí?
Creo que por fin lo entendí, la próxima vez que venga por aquí con sus ideas eróticas, yo también le tengo una frase sensualísima: «Anda a calentar a tu madre!!!!»


6 comentarios en “El calentador

  1. en mi tierra dirian no arrugues si no vas a planchar…
    by the way muy bueno eso que dice tu amigo «convence pero no penetra» , very smart, seguro tu amigo es gay porque que mejor que un gay como consejero en asuntos de hombres

    un beso muy comico tu post… me gusto

  2. No, amiga, noooo… la Andreína que yo conozco (o que creo conocer) es mucho más perspicaz que eso y no se deja calentar la oreja a la primera por un carajo que solo calienta eso: LA-OREJA!!! :<

  3. «Yo te aviso…» jajajajax10000!!!! Nunca falta un IDIOTAAAAA que , a final de cuentas, te hace sonreir y desarrolla tu sexto sentido hasta límites indeterminados!!!!

    Beshos Andre…grax por todo 😉 siempre muy agradecida contigo!!!!

  4. Este es el típico infeliz que en lo que dices no puedo, empieza a regar por ahí que eres una sometida. A los hombres así hay que ignorarlos cortarlos en lo que uno los oyes, es mas ni contestarle, porque te digo algo, Dios proteje al inocente es capaz de que salgas con él y pagas tu la cuenta, el hotel y para ellos hasta el postrecito gratis… No Joda… Ni que estuviese más bueno que tu… jajajaja

  5. Wao! me gusto este post, de hecho en mi blog voy a hacer referencia de esto, tienes razon en cierto modo, a veces los hombres hacemos esto, aunque cuando ya es parte de tus costumbres frecuentes… te descartan de la lista de «favoritos». Es interesante despertar el deseo de una mujer con palabras, obligarla a ser mas creativa de lo normal. Pero para que volverla «loca» si la vas a dejar «con las ganas» de comprobar y realizar todas esas fantasias que les hiciste por telefono?

    Invito a visitar mi Blog…
    http://www.micodigox.com
    espero me hagan saber sus reflexiones tambien

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s