Desventaja

desventaja.jpgCada día que trabajo, me doy cuenta de que debí empezar en esta carrera hace diez años, como todos mis compañeros.

Creo que ese es el resultado de querer cambiar tu vida profesional a la mitad del camino. ¿Cómo le explico yo a mis colegas que también tengo 10 años de carrera… PERO EN OTRA ÁREA?

Me doy cuenta de que me falta experiencia, fogueo, rueda. Para este momento ya debería estar mucho más entrenada y no tan condenadamente perdida… Pero bueno, estar aquí y darse cuenta de esa realidad ya es bastante.

Por muy raro que parezca, esta desventaja no me frustra, pero vaya que me preocupa. Y lo peor es que no hay atajos, no hay vía rápida para ponerse al mismo nivel. La única forma de subsanar esta desventaja es trabajando y echándole MUCHA BOLA. Armarse de paciencia, reconocer los errores y aprender todos los días.

Esa desventaja quizás no se vaya nunca porque lo hecho, hecho está. Pero si sigo con el buen ritmo que llevo y logro por fin deshacerme de esta timidez que me está cerrando el paso, creo que pronto las distancias se irán acortando.

Ya estamos trabajando en eso.

Hambre en la gran ciudad

Chica laptop comiendo

Hay hambre en la gran ciudad…

Entro en un restaurant y tengo la extraña sensación de que está vacío, pero pronto me doy cuenta de que todas las mesas están llenas. Ya entiendo… en cada mesa hay una sola persona, almorzando con su celular, acompañada de su agenda.

Esta es una ciudad rápida, ciudad de responsabilidades y de tiempo en contra. No hay mucha oportunidad de compartir una comida. Quizás hasta siento lástima por ellos… tan solos…

Hasta que, mirando al frente, me encuentro un espejo que me devuelve la misma soledad: mi propia imagen almorzando con mi celular, acompañada de mi agenda…