Si yo fuera hombre y él mujer…

Una vez más siento que soy la protagonista de la película Amélie.

Esta tarde pasaron todas esas cosas que se ven en las películas románticas de domingo por la tarde: me eché el vaso de refresco encima, fingí revisar los mensajes del celular mientras lo veía de reojo y sí, creo que también salieron estrellitas de alguna parte mientras lo escuchaba hablar.

De alguna forma, empecé a describir al hombre con el que quisiera compartir una vida en pareja, aquél con quien podría formar un equipo enamorado luchando en conjunto. Y mira como son las palabras que uno no piensa, que al final dicen exactamente lo que se está pensando: empecé a describirlo a él. A él, que estaba enfrente, escuchando y asintiendo. Identificándose, seguramente, pero sin decir ni pío.

Si yo fuera hombre y él mujer, sin duda le habría traído un anillo de diamantes y torpemente se lo habría puesto en el dedo, para hacerle llorar de emoción y arrancarle un sí comprometido. Creo que es la única vez en la vida que esta idea me ha pasado por la cabeza, la única vez que he querido proponerle matrimonio a alguien. Sin haberle dado nunca un beso, sin haber compartido con él más que un par de horas de calidad. Sin conocer a su familia, sin saber si le huelen mal los pies, o si deja pelos en el jabón, o si es buen amante o un machista aburrido.

No me importa un carajo. Si yo fuera hombre, me habría arrodillado y le habría pedido, besándole la mano, que se casara conmigo.
Si yo fuera hombre y él mujer, al ver mi anillo pegaría un grito, me abrazaría y se casaría conmigo mañana. Pero siendo al revés, lo más probable es que me tomara por loca. Yo no sería una chica perdidamente enamorada, no, sería simplemente “otra mujer desesperada” que está agotando todos los recursos. Qué injusta es la vida.

Y como siempre, él tenía algo que hacer: una cena, una tía, una excusa para salir corriendo y no darme mucho tiempo de hablar, no fuera a ser que se me aflojaran de verdad las tuercas del cerebro y le dijera que es el único hombre con quien yo quisiera intentarlo.
Ya él lo sabe, pero no me deja decirlo. Le da miedo darse por enterado. Y a mí me da miedo darme por estúpida, así que nos quedamos callados los dos.

Finalmente, nos despedimos. Y sinceramente, siento alivio. Ya no tengo que arrodillarme ni entregar anillos ni decir ridiculeces en nombre del amor. Sólo hay un pequeño problema: mi conciencia me está cayendo a golpes al repetirme “¿Y por qué COÑOOOOOO no le dijiste nada, cobarde?”

Salgo a caminar por las calles, a ver tiendas, a respirar en paz, a ver si el nudo de tristeza que tengo en la garganta se me baja al estómago y en vez de llorar, me da por hacer pipí. Esa sería una forma original de llorar en privado y sacarme toda la tristeza en una sentada. Pero no, ya siento que se me desbordan los pesares por la nariz, que se me hace una lagunita en los ojos.

Cual damisela de telenovela, con el “te quiero” atravesado en los pulmones y llorando frente a una zapatería con el maquillaje chorreado, me doy cuenta de algo: no habría podido entregarle un anillo de compromiso, porque jamás había sido tan condenadamente MUJER en toda mi vida.

11 comentarios en “Si yo fuera hombre y él mujer…

  1. Jose,

    Lo más bonito de escribir en un blog es justamente eso: la libertad de jugar con la realidad y la ficción en un mismo espacio.
    No te preocupes por la veracidad de la narración, disfruta la historia y más nada…
    Gracias por venir.

  2. Me gustaría saber tu twitter (y si no tienes exhortarte a que ingreses a él) he seguido tus relatos desde hace un par de años y me parecen bien interesantes para tratar de conocer (si es que eso se puede .. jeje) la psiquis femenina !! Saludos desde CCS

  3. Linda… Andreina Flores (valga la redundancia)

    Pasaba por aquì y entrè para saludarte. Tu sabes, siempre extrañandote como a nadie mas. De verdad que me hace mucha falta escucharte igual que antes, pero bueno….la vida tiene circunstancias y vicicitudes que conspiran contra lo que uno quiere. Quizas eso sea lo que le ocurre a tu vida afectiva, tal vez la solucion a tu problema està afuera de ti….porque en tu vida profesional siempre has demostrado voluntad y disciplina, esfuerzo y sacrificio.
    A todos los que te leemos siempre nos impresiona y conmueve, tus refexiones, tus anhelos, tus melancolias…. la sutileza en tus confesiones… y quisieramos hacer algo, decirte algo que te ayude a descubrir que es lo que realmente te pasa…quien es el que especificamente quieres para ser feliz.
    Ya una vez te ofrecì un maletin con 800 mil dolares y un viaje a nueva york para conocer a Ricky Martin…pero eso serìa solo un momento feliz…pero..
    tu mereces algo mas permanente…porque tu eres perfecta para llenarse la vida de momentos felices….hay tantas cosas que hacer contigo, tanto que conversar y compartir, tantos lugares donde ir gustosamente, desde lo mas culto y seriecito, hasta lo mas freak y alternativo. Tu eres lo mas parecido a una chica ideal a una chica soñada. Solo falta el tipo que te idealice y te tenga en sus sueños…y ponga remedio a tus tristezas y melancolias. Alguien para que el mundo aparte que eres no se quede en fantasias y sea una mansion elegante, personalizada, llena de adornos y souvenirs…etc etc etc. Alguien que se enamore de ti completamente….
    Porque..es muy facil enamorarse de un SER como tu. Se hecho, yo estoy enamorado de ti desde el sabado 10 de abril de 1997- Estoy enamorado de ti desde el 2 de agosto de 2004 cuando decidì ser el mas andreinista para explicarte razonadamente porque me gusta tanto como eres como hablas como escribes….

    .

  4. Muy buen post, nos ha pasado a muchas alguna vez en la vida, sólo que algunas sí dejamos la cobardía de lado y se los decimos. Yo lo he hecho en más de 1 ocasión pero ninguna de esas veces he tenido buen resultado, al menos no a la primera. Igual no me arrepiento de haberlo intentado. Ánimo.

  5. Hola Andreìna! (¿te podrìa llamar «Andre», a secas?).

    Uffff; relato de dos palmos, excitante!. Tu sabes que no menos de 700 veces habìa pensado hacer lo mismo con mi actual pareja; detenièndome en los 701 factores que aùn no està resueltos (pero que van andando en + ) para darle su «tate-quieto» ?

    No es nada sencillo tambièn para los hombres cruzar esos umbrales en los que, cruzamos nuestra intimidad; nuestro mundo interior con el de otra persona.

    Otra persona perfecta (siempre muchìsimo màs inteligente que nosotros); y que nos toma de la mano hacièndonos sentir como autèntiticos nilños-en-circo! (risas)

    No menos de 700 veces me lo he planteado; me quedo con los «nudos» en la garganta; y miro hacia adelante. Porque es allà; «adelante» dònde pienso que encontrarà los esceneros idòneos para solventar los «peros», y acercarme al step preciso en que el, «todo» està servido sobre la mesa.

    ¿ que pendejada, verdad?.

    Asi funciono. No pido que se comprenda. Yo, al menos, entiendo tus letras 😉

    Besitos caraqueños para Vos!

  6. Me faltan palabras para expresarte como te entiendo, para decirte que «ya he estado ahí»…

    Si yo fuera hombre: pedirle que se quedara e intentáramos de nuevo» no sería desesperado, «dar el primer paso» para el sexo, para salir, enviando sms, or whatever, no sería «mal visto»…..

    ….tantas y tantas cosas….

    ¡Que igualdad ni que perro muerto!!!! Todavía nos falta «mucho mundo»

    Besos & Bendiciones…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s