Juan Luis Guerra en la Feria de Barquisimeto


Un señor artista.
Yo lo veía a 2 metros de mí y no lo podía creer. Juan Luis Guerra, músico académico, merenguero de corazón y de cuna , ha traído todo su sabor latino a nuestra ciudad y ha demostrado que todos estos años de talento tienen un peso importante.
Canciones de siempre como «La Bilirrubina», «Ojalá que llueva café», «Visa para un sueño», «Como abeja al panal», «Guavaberry» y las nuevas «Las Avispas» o «La llave de mi corazón» fueron un derroche de energía en el escenario.


La banda sonó fuerte, grande. Claro, estaban todos completos: batería, 4 teclados, 3 percusionistas, bajo, guitarra acústica y eléctrica, trompetas, trombones y 2 saxos; acompañados de cuatro bailarines y los coristas de toda la vida: Adalgisa Pantaleón, Roger Zayas y Juan Aizek.
Hablando de Adalgisa, uno de los momentos más emotivos fue cuando cantaron juntos «Como abeja al panal». Qué bella voz tiene esta mujer… ¡y cómo sabe conquistar al público con una sola canción!
Aplausos para ella.


Juan Luis tuvo también un momento dedicado a Dios, cantándole el tema cristiano «Tan sólo he venido» y terminando con el versículo de Juan 3:16.
Más tarde, en un descanso del artista, los percusionistas se adueñaron del show y empezaron a bailar como locos delante de la gente, sin coreografía ensayada, sin poses y conscientes de sus barrigas y sus cauchos, pero con ganas de divertirse. Los tres pusieron el toque de «fiesta de panitas» en la tarima. Genial.

Luego de un BIS, Juan Luis se despide finalmente con «Guavaberry»: Quiero vivir junto a tí en San Pedro de Macorís… Toda Barquisimeto estaba brincando!!!
Juan Luis Guerra ha sido escogido Personalidad del Año para el Grammy Latino y realmente, se lo merece con todas sus letras.
Es músico y además, es gente. Que Dios le siga regalando éxitos.


PD: Lo malo: no dio rueda de prensa. Nos quedamos esperando todos.
Lo feo: el aire acondicionado de la sala de prensa se incendió poco después. Menos mal que ya yo me había ido.
Lo bueno: Con este concierto cerró la XXXV Feria Internacional de Barquisimeto.

Tu país está felíz… y yo también

Una joya teatral, sin duda.
El lunes 23 de julio, los barquisimetanos tuvimos el privilegio de ver la obra que significó la fundación del Grupo Rajatabla en el año 1971: «Tu país está felíz», un montaje de los poemas del brasileño Antonio Miranda, aderezados con la música de Xulio Formoso.

Aunque pueda parecer un poco extraña al principio, en realidad, la obra es todo un desafío al público. Rajatabla se atrevió, hace 36 años, a gritar un mensaje de rebeldía contra el sistema y el conformismo, a través de frases fuertes y desnudez. Y ahora lo vuelve a hacer.
«Jesucristo estaba loco!!!!», «Una mierda este mundo!!!» fueron algunos de los pregones que se escucharon en el auditorio Magdalena Seijas.

La escena más impactante fué quizás la del desnudo de todos los actores. Tres mujeres y cinco hombres totalmente en cueros, como símbolo de insubordinación a los cánones regulares.
Aplauso al valor!!!


Realmente fue toda una experiencia sensorial y de reflexión estar sentado allí , viendo el buen teatro venezolano de Rajatabla.
¡Qué vengan más montajes como este a nuestra ciudad!


Les dejo con una de las escenas de la obra «Tu país está felíz»: Autobiografía Tardía, protagonizada por el actor barquisimetano Jean Carlos Rodríguez:

Comenzó venta de entradas para la Copa América

El lugar me pareció extraño a mí y a todos. El sitio escogido para vender las entradas de la Copa América fue el Instituto Diagnóstico Barquisimeto, ubicado en la carrera 19 entre calles 34 y 35. Todos nos preguntamos «¿Una clínica?» Esperábamos una tienda en algún centro comercial o quizás alguna oficina municipal, pero… ¿una clínica? En fin…


Desde las 11 de la noche del día anterior se apostaron los fanáticos del fútbol a esperar su ticket para los juegos del 5 de julio en doble tanda: Colombia vs. EEUU y Paraguay vs. Argentina; así como también para el encuentro de cuartos de final a celebrarse el día 8 de julio.

Tuvimos oportunidad de conversar con la gente en la cola y todo el mundo estaba tranquilo, a pesar de las largas horas que tenían esperando en una fila que le daba vuelta a la cuadra.
Al parecer, la emoción de ver un encuentro deportivo internacional pudo más que el sueño y el cansancio. Aplauso a los valientes.


Sin embargo, como a las 9: 30 am (hora en la que entrevistamos a la gente de la cola) todavía no se había empezado a vender ni una sola entrada y los integrantes de la fila ya estaban comenzando a protestar.

Se hicieron una, dos, tres colas, una masa indefinida de individuos sudorosos y llenos de lagañas, gritando en la puerta de la clínica. No pasó de un pequeño caos, resuelto rápidamente por la Guardia Nacional con una presencia imponente, aderezada con FAL y todo (¿hacía falta?).


Aquí les dejo algunas impresiones de los fanáticos barquisimetanos:

El loco de la pancarta

En Barquisimeto hay de todo: Desde niñas fashion que no tienen idea de qué es una parada de autobús hasta personajes de calle, con sucio y mucha conciencia social a cuestas.
Y hoy conocí a uno particularmente interesante.
Cuando vayas por las inmediaciones de la Plaza Bolívar o quizás por la avenida Los Leones, y escuches una voz que grita a todo pulmón «Yo no estoy pidiendo, estoy es protestando», entonces ya encontraste al Loco de la Pancarta.

Argenis Giménez es un señor de 46 años que yo había querido entrevistar desde hacía tiempo, sólo que, lo confieso… me daba un poco de miedo.
«¿Cómo hago yo para abordar a un loco??? ¿Qué le digo?»
De paso, no conocía su nombre verdadero, así que no podía llegarle con «Disculpe, señor Loco, ¿usted me permite entrevistarlo?»
Y para completar, este personaje no tiene un área específica de acción. «Su oficina» es toda Barquisimeto!!! Realmente me sentía tonta e indefensa.

Sin embargo, hoy me lancé a las calles del centro a buscarlo, y justo cuando me disponía a irme a otras labores… escuché a lo lejos su grito: «Yo no estoy pidiendo, yo estoy es protestando!!!»
Este es el mío, pues!

Nos sentamos en una lunchería pequeñita por allá y empezamos a hablar. Lo primero que debo decir es que Argenis no es tan loco como se cree. De hecho, considero que está más cuerdo que muchos que conozco.
Y para ser un indigente (como él mismo se define) está muy bien educado, tiene un verbo que impresiona y frecuentemente cita a Einstein, Bertrand Russell, Gandhi y otros líderes del pensamiento mundial.
¡¡¡Yo no lo podía creer!!!

Entre pregunta y pregunta, me entrega un montón de papeles que resumen por escrito su protesta contra el maltrato al enfermo mental en los centros psiquiátricos, diciendo abiertamente que no son hospitales sino cárceles en donde se sufren vejaciones a todo nivel. Uno de esos escritos es una carta abierta a Chávez en donde le recuerda que prometió resolver conflictos sociales como el suyo con su sonada revolución.
En fin…
Este señor tuvo oportunidad de hablar en el reciente Foro Social Mundial en Caracas, exponiendo su Manifiesto por los Derechos de los Enfermos Mentales.
Fue entrevistado por CNN Español, TVE, Caracol TV y diferentes radios y diarios internacionales. Increíble pero cierto.

Pero no… ya va. Eso no es todo. Argenis me extiende un papel con la dirección de su página web y me invita a ver sus videos en You Tube!!!!!!!!
Yo estaba en shock.

Este encuentro me ha caído como una revelación. Argenis es un loco que ha dado catorce años a una protesta que considera merecedora de una vida entera.
Le pregunto hasta cuándo considera él que seguirá protestando y sin pensarlo mucho me contesta: «Hasta que llegue un gobierno que me haga caso. Yo ya estoy enfermo de los pies, de tanto caminar, pero mientras el cuerpo aguante… la voluntad que no falle».

Viva Carlos Vives!!!

Este año habían anunciado la cartelera de la Feria Internacional de Barquisimeto y sólo un nombre me resultaba verdaderamente interesante: Carlos Vives.
Planificado en un principio para el sábado 16 de Septiembre (fecha en la que yo no podía asistir por nada del mundo), me resigné a dejar pasar oooootra oportunidad de verlo. Más adelante, el destino haría que postergaran su presentación una semana más.
Señores, anoche, en plena Feria y muy cerquita de la tarima, ahí estaba yo: ¡¡disfrutando de Carlos Vives en concierto!!!!!

Bello, alto, vestido de blanco y de sonrisa mágica. Con una voz dulce pero potente, fue exudando toda la energía de su país y el sabor de su música.

Vives también regaló saltos por todo el escenario y momentos tiernos de obsequios, besos y abrazos a las sortarias que estaban de primeritas.
Yo, que me he confesado enemiga del vallenato, bailé como si hubiese nacido en Barranquilla.
Las canciones que más me gustaban sonaron por toda la feria: Carito, La Gota Fría, Déjame Entrar, una belleza suavecita que enamoró a todo el mundo: Voy a olvidarme de mí y por supuesto, la que yo fui a escuchar con todo el corazón: Fruta Fresca. Preciosa…
A pesar de haber sido un poco corto, el concierto fue excelente. Vale la pena resaltar la ejecución de Egidio Cuadrado en el acordeón (impresionante) y la participación de Mayté Montero en la gaita.
Se respiró amor por la música, por la tierra y por la gente…
¡¡¡Que viva Carlos Vives!!!!!!!

Barquisimeto de cumpleaños!!!

Este 14 de Septiembre la ciudad crepuscular, la capital musical, la tierra más hermosa y cordial que Dios nos ha regalado, llega con orgullo a sus 454 años!!!!

Comienza igualmente la Feria Internacional de Barquisimeto, con nuevos espacios en remodelación(mientras esperamos la inauguración del Nuevo Parque Arena): terraza gastronómica , el Palacio Grill, la manga de Coleo convertida en escenario; nuevas atracciones: «Mundo Perdido», el parque temático de dinosaurios animados electromecánicamente, parques de Alexis Montilla «Los Aleros», «Venezuela de Antier» y «La Montaña de los Sueños», además de un aire mucho más familiar y sano que en años anteriores.

Un cartel de artistas bien nutrido, que incluye desde Servando y Florentino hasta Gilberto Santa Rosa y por supuesto, todas las buenas energías de los barquisimetanos!!!

Están todos cordialmente invitados… y que viva Barquisimeto en su cumpleaños!!!

Foto: Mía, mía, que tomé desde el helicóptero.