LA SINFONÍA DE OSCAR

OSCAR Y SINFÓNICApeq

En la capital musical de Venezuela todo puede pasar. Especialmente, si se trata del sonero del mundo, Oscar D’León, pero esta vez, las canciones más bailadas de la salsa venezolana se transformaron en verdaderas piezas de colección al unirse, partitura de por medio, a los instrumentos de la Orquesta Sinfónica de Lara, bajo la dirección del maestro Tarcisio Barreto.
Una mezcla que puede parecer extraña pero ¡cómo pone a bailar a todo el mundo!
Don Oscar se monta en tarima con sus 62 años a cuestas, demostrando que su vitalidad está intacta y sus ganas de innovar también. Inicia rindiendo un homenaje a la tierra larense, dejando a todos boquiabiertos con una pieza de tradición: El Espanto, popularizada en los años ochenta por el grupo barquisimetano Carota, Ñema y Tajá.
Hay un detalle muy especial… le acompaña Marco Antonio, un joven músico ciego, miembro del conservatorio del estado, que goza con una sonrisa y su voz tambaleante el privilegio de cantar junto a Oscar D’León. Juntos le regalan al público otro tema que arranca aplausos desde sus primeras frases: Lara es una sola.
Pero la salsa brava pide sonar de una vez por todas. De modo que las canciones más esperadas por los amantes del baile y los timbales comienzan a hacerse sentir, acompañadas de violines, fagotes y oboes: Detalles, Frenesí, El frutero, Ariel, Sigue tu camino, hacen hervir la sangre de todos en el recinto y confirman que el sonero del mundo es capaz de parar a bailar hasta al más apático…
De hecho, uno de los asistentes más entregados al disfrute era nada menos que otra luminaria del espectáculo: Wilfrido Vargas, quien no dudó en subir a la tarima y compartir voces con Oscar D’León, al escuchar los acordes del tema dedicado a su querida República Dominicana: Quizqueya.
“Ahora quiero presentarles a mi muchacha… Mazucamba” anuncia el salsero de Venezuela para referirse a su hija, Irosca, quien le acompaña desde hace aproximadamente dos años y se ha convertido en el símbolo de la canción que le ha dado su nombre artístico. Mazucamba viste un chal de lentejuelas a la cadera y con su vaivén y su mirada sensual logra enamorar a todos. Más tarde, se lanza a interpretar Carnaval en un tributo a la inolvidable Celia Cruz.

MazucambaPEQ


Por su parte, la Orquesta Sinfónica de Lara, se dio el placer de romper un mito que parecía de roca: la formalidad de los músicos académicos. ¡Nunca en la historia de una sinfónica se había visto tal fiesta! Los instrumentos bailaban de izquierda a derecha y viceversa, las trompetas se liberaron para improvisar solos de salsa y hasta se vio un trencito formado por los músicos en pleno centro de la tarima…
Todos estaban contagiados de la energía intensa de Oscar D’León.

TrencitoPEQ


Luego de un paseo por piezas venezolanas como Caballo Viejo, El norte es una quimera y Viva Venezuela, que levantaron el sentimiento nacional a su máxima expresión, se dejaron escuchar los primeros golpes de percusión del tema que todos se preparaban para bailar: “Llorarás”.
La euforia fue total. Hombres, mujeres, jóvenes, viejos comenzaron a moverse (¿o sería más preciso decir desbaratarse?) al son de la canción de salsa más popular de nuestro país.
Para el cierre, instrumentistas, productores, manager, coristas y las figuras principales: el director Tarcisio Barreto y Oscar D’León se abrazaron entre lágrimas y notas latinas, demostrando que el sabor venezolano, bien sea en ritmo de salsa o con arreglos sinfónicos, no tiene comparación en ninguna otra parte del mundo.
Qué sabrosa la sinfonía de Oscar…

Así sonaron:

1.- “El Espanto”
2.- “Lara es una sola”
3.- “Mi adorada”
4.- “Detalles”
5.- “Toda una vida” Bolero
6.- “Mazucamba”
7.- “Frenesí”
8.- “Pollera Colorá”
9.- El norte es una quimera”
10.- “El frutero”
11.- “Quizqueya”
12.- “Muchacha de ojazos negros” Vals venezolano
13.- “Ariel”
14.- “Si nos dejan”
15.- “Caballo viejo”
16.- “Viva Venezuela”
17.- “Sigue tu camino”
18.- “A él”
19.- “Carnaval” interpretada por Irosca D’León, la Mazucamba
20.- “La Bemba Colorá”
21.- “Llorarás” (encore)
22.- “Mi bajo y yo”

Powered by Castpost

9 comentarios en “LA SINFONÍA DE OSCAR

  1. O sea, que Oscar D’Leon dio un concierto en Guarilandia, y no me invitaste!

    Coloqué una foto de Irosca en mi Blog, en el mes de Junio 2005. Bella y talentosa.

    Espero tengas buenos días!!!!!

  2. El concierto fué Bravo!!! fué sencillamente Bravisimo!!!… Ni Shakira, Ni los Red Hot, ni todo el Caracas Popo Festival, ni ningún concierto se le compara a ese que vimos en Barquisimeto… Solamente eso puede ocurrir, en la mejor ciudad de Venezuela… Barquisimeto!!!

  3. Excelente blog. Yo vi a Oscar en el Aula Magna con la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas. En un show parecido. De verdad es un grande en escena. Conmigo en el público habían dos personas en silla de rueda que tenías que verlos bailar. Fue genial.

    Y Claro, luego le hice una entrevista a Saglimbeni, el director de la Sinfónica. Su respuesta: hay genios de la música, yo resaltaría a Beethoven, a Haydn, que lo estudié muchos años… y a Oscar D’Leon.
    Todo un lujo, ¿no?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s